módulo prefabricado

Módulo prefabricado en zona de recogida

Un módulo prefabricado puede tener muchos usos. Simplemente tenemos que utilizar la imaginación, pensar una buena ubicación, contrastar el espacio que tenemos y adaptar el módulo a las necesidades que se tienen. En ocasiónes, esta adaptación requiere de una gran creatividad, con vinilos, con cristales o con paneles. Otras ocasiones, la estética es primordial y debemos revestirlos y hacer que luzcan espléndidos. Otras, como en este caso, prima la funcionalidad. En estos casos, no significa que el módulo sea menos vistoso, no hay que depreciarlo, sino que simplemente es concebido por su utilidad y ahi reside su gran valor.

Este módulo prefabricado ha sido instalado en Leroy Merlin en Cataluña. Se haya en la zona de recogida de almacén junto a una pared. Dentro de el mismo se ha habilitado una oficina completamente equipada para la persona encargada de gestionar las salidas. Obviamente, el módulo está conectado a la corriente y dotado con toda la equipación. Además la parte más cercana al almacén está compuesta por dos grandes ventanales que permiten la visibilidad del interior como de la persona que se acerca a reclamar su mercancía.

Esperamos que os guste!

Balat
Facebook Balat

Twitter Balat

Facebook