Hoy es el Blue Monday, considerado el día más triste del año. Pero sólo si tu lo quieres ver así. En 2005, el psicólogo Cliff Arnall calculó la fórmula del día más triste a petición de la agencia de viajes Sky Travel, para promocionar la mejor época del año para irse de vacaciones. Tiempo después, lo que era un eslogan publicitario se convirtió en un evento señalado en nuestros calendarios. Y, ahora, el propio Arnall lidera una campaña en redes sociales para que su creación se ignore.

Una ecuación pseudo-matemática fundamenta esta jornada de tristeza que engloba el clima, las deudas y los propósitos de año nuevo. Su resultado sitúa al tercer lunes de enero cómo el día en el que la pseudociencia nos autoriza para estar un poco de bajón y tener excusa para estarlo. Pero, ¿es realmente aplicable esta fórmula a los españoles?

La psicóloga emocional Lecina Fernández sostiene que la interpretación del Blue Monday es contraria a la realidad. En el comienzo de un nuevo año “se parte de la predisposición de la alegría para construir un futuro”. La ilusión de un nuevo proyecto. Fernández desmonta, paso a paso, las variables de la fórmula Cliff y le da la vuelta a la tortilla, española.

Facebook