La Casa del Futuro de Monsanto (MHOF) era una casa prefabricada de plástico desarrollado en el MIT, bajo el patrocinio de Monsanto Chemical Company desde 1953 hasta 1956. Una propuesta de casa futurista, ambientada en el año 1986, que contaba con inventos como los hornos microondas, que finalmente se convirtieron en realidad. Los visitantes eran agasajados con una visión futurista de la vida sin preocupaciones dentro de una estructura cruciforme de plástico de paredes flotantes con teléfonos de imagen, lavabos de altura regulable o platos lavados por las ondas de ultrasonido.

Sobre la base de la investigación en plásticos estructurales por el profesor Alberto Dietz, la casa fue diseñada por los profesores Marvin Goody y Richard Hamilton en el Departamento de Arquitectura. Goody y Hamilton quería crear un sustituto económico y altamente flexible. Bajo la dirección del cliente, Monsanto, y su ingeniero de grupo de plásticos, Robert Whittier, un prototipo fue construido en 1957 y que fue exhibido en Disneyland hasta que fue demolido en 1967.

MHOF fue uno de los más importantes del siglo XX, se creo muchos prototipos de bajo costo, ésta fue una de las casas de muchos de exposiciones. Como un edificio de tipo compacto, con menos limitaciones estructurales que los edificios públicos o comerciales de la forma de la vivienda, era un laboratorio ideal para la experimentación en el diseño, los materiales y la construcción. Se ha considerado como uno de los vehículos más importantes para la investigación de las ideas arquitectónicas del siglo XX. En este y muchos otros proyectos durante los años 1950 y 1960, el MIT tuvo un papel clave en la promoción de la innovación arquitectónica.

En cuanto a su definición constructiva, la casa era de ocho secciones prefabricadas de plástico blanco con grandes ventanales y estaba anclada a una base sólida de hormigón. Constaba de una sala central con cuatro alas. La cocina y el baño estaban en el centro, y cada ala tenía una habitación: dormitorio principal, dormitorio para niños, sala comedor y una sala de estar. Cada ala se hizo de módulos de fibra de vidrio colocados uno encima del otro para formar el techo, el piso y la pared, mientras que en las otras dos paredes había ventanas.

Facebook