Cuando los arquitectos eligen  containers de transporte para ampliar su espacio de oficinas, se presta un poco de credibilidad a su validez como material de construcción contemporánea. No hace mucho tiempo que se informó sobre un intento de utilizar contenedores de transporte para las cárceles de Australia, lo que los ciudadanos locales criticaron por ser inhumano. Pero en nuestro mundo, los contenedores de envío reciclados son no sólo fríos, también son francamente prácticos. Tanto es así que Grupo 8 decidió incorporar dieciséis de ellos en sus blancas oficinas de Ginebra, sin darles ningún tipo de ayuda exterior de cosmética.

En un ex edificio industrial, aloja estas nuevas oficinas de Group 8 diseñadas con el fin de aprovechar mejor el espacio de 780 m2 y 9 mts de altura. Este espacio blanco y luminoso contiene un tesoro escondido: 16 containers reciclados que han viajado por todo el mundo. Distribuidos como Legos gigantes, fueron mantenidos tal como se encontraron, sin ninguna transformación cosmética exterior. Esta estética mantiene la poesía de su uso anterior, y los diferencia de la inmaterialidad del gran espacio neutro donde se insertan. El uso de los containers significa una ganancia de cerca de 200 m2, haciendo un buen uso de la altura del espacio.

Siguiendo la idea de Marcel Duchamp del “ready made” estos containers adquieren una nueva función, el espacio industrial recobra un uso funcional que lo transforma en un contemporáneo espacio de trabajo. Los containers por su parte, formalizan la estructura de espacios colectivos. Cada uno representa una forma o situación colectiva de trabajo: salas de reunión, cafetería, sala de descanso, baños y duchas, etc.

La otra mitad del sistema se realiza en oposición a la estructurada zona de los containers: un espacio abierto, iluminado naturalmente mediante un cielo de vidrio. Este informal espacio de trabajo reúne a todos los empleados juntos, lo que genera una fuerte sinergia en el trabajo.

La segunda zona esta compuesta por espacios de reunión más informales (espacios de intercambio) que están radicalmente diferenciados de la privacidad de los containers. El espacio blanco y abierto da forma a un ambiente neutral, necesario para el trabajo creativo.

La apertura de este nuevo espacio de trabajo representa un paso importante para Group8. Como una nueva partida, contribuye a mantener a los socios y también al equipo completo con una mirada hacia el futuro, un futuro cercano que ya está cumplido con muchos proyectos interesantes.

Facebook