Iloca se ubica de Curicó hacia la costa, en la séptima región de Chile, fue una de las localidades más dañadas con el terremoto y tsunami. Ante la situación de las escuelas de la localidad en ruina hizo que el grupo ” Desafío Levantemos Chile” con la ayuda levantaran una escuela modular de 300 m2 para 150 alumnos que reemplazará la antigua escuela que se destruyó completamente. La escuela cuenta con salas de clases, baños, salas de internet, salas para los profesores, con aislamiento técnico y eficiencia energética. Albergará a niños provenientes de Iloca, La Pesca y Duao. Se estima que tiene una vida útil de 25 años, su diseño es Canadiense.

Pasaron sólo 20 días entre el terremoto y la nueva escuela. Las estructuras son de acero y madera. Se fabrican y se transportan terminadas sobre un camión, para llegar e instalar en los módulos.

 

Facebook