La construcción modular en Europa se abre camino.

Cada año se fabrican más casas en fábrica mediante el sistema de construcción modular, y al deshacerse de las connotaciones negativas de las casas prefabricadas de la década de 1950, podrían ser la clave para satisfacer la creciente necesidad de vivienda urbana en Europa.

Se están construyendo miles de casas modulares en todo el Reino Unido a medida que las ciudades se preparan para enfrentar la escasez de viviendas; ocho de los 10 principales constructores de viviendas ahora están recurriendo a la construcción modular de alguna forma. Además, otro tipo de empresas se están uniendo a la industria de la construcción también. Investor Legal & General lanzó una línea de viviendas modulares que entregará 3,000 casas cada año, mientras que el desarrollador de viviendas modulares dedicado Ilke Homes anunció un objetivo de 4,000 casas en los próximos dos años. “La construcción modular está ganando impulso como un medio eficaz para construir viviendas asequibles, y todavía no hemos alcanzado su velocidad máxima”, dice Tim Barber-Lomax.

La metodología de construcción surgió en la década de 1950 como una forma de construir rápidamente las casas que se necesitaban desesperadamente después de la segunda guerra mundial. Las unidades se construyen en fábricas y luego se envían a sitios de construcción para ser ensambladas, reduciendo los tiempos de construcción de 40 semanas a diez días.

“La construcción modular ha tenido más connotaciones negativas, pero ciertamente hoy en día, ofrece construcciones de calidad porque las unidades se construyen en condiciones controladas por la fábrica, ofreciendo mucha más precisión y capacidades en diseño y ejecución que los métodos de construcción tradicionales”

Las casas modulares contemporáneas no solo generan menos residuos de construcción, ya que la mayor parte del edificio se realiza fuera del sitio, a menudo se construyen con estándares más altos de eficiencia energética, haciendo uso de la última tecnología y arquitectura ecológicas, como paneles solares, sistemas de agua de lluvia y materiales reciclados.

“La construcción modular tiene el potencial de aliviar la crisis de la vivienda con nuevas construcciones que pueden construirse rápidamente, y lo que es más importante, son asequibles”