Viroc es un panel composite de superficies planas compuesto por una mezcla de partículas de madera y de cemento comprimida y secada.

Viroc, terminaciones construccion modular balat

Su composición le permite aparecer en un amplio rango de aplicaciones, tanto en interiores como en exteriores de construcciones modulares, gracias a la combinación entre flexibilidad y resistencia de la madera con la durabilidad y rigidez del cemento. Presenta una elevada resistencia al impacto, al fuego, a la humedad, a las variaciones térmicas y al ruido.

 

Desde BALAT utilizamos estos componentes para fachadas, paredes, pavimentos, falsos techos, cubiertas y sistemas de aislamiento acústico o térmico. Paneles composite Viroc

Además permite una amplia diversidad de acabados a base de colores en su aspecto visual final, pudiendo ser pintado con pintura para exteriores adecuada a las superficies de base cementosa o de hormigón, colocada sobre una mano de imprimación previamente aplicada en la placa. Esto hace que la terminación de la construcción modular sea personal y diferente a cada cliente.

 Estos paneles Madera-Cemento se entrega en placas rectangulares de diferentes medidas y espesuras, estándar (bruto), lijado o recubierto por un primario para una vez colocado en el conjunto modular proceder a ser pintado en los colores a elegir.

 

Su integridad estructural lo hace resistente al impacto, fácil de utilizar y, debido a su masa específica, ofrece una excelente atenuación sonora. Los paneles de madera y cemento no son tóxicos, no contienen compuestos volátiles peligrosos y están exentos de silicio, amiantos y formaldehído. No representan peligro para la salud pública ni para el medio ambiente, son incombustibles y bajo la acción del agua no se deslaminan manteniendo su estabilidad dimensional.

 

Además los paneles madera-cemento utilizados por BALAT para sus construcciones modulares garantiza que los paneles no se agrietan ni resquebrajan por un período de 5 años desde la fecha de compra.

 El proceso de fabricación comienza con un despedazamiento de la madera en virutas finas

y largas, que son mezcladas con el cemento en las siguientes proporciones (en peso):

• Partículas de madera resinosa descortezada ≈ 20,7%

• Cemento Portland ≈ 66,7%

• Compuestos químicos ≈ 1,9%

• Agua (varía en función de la humedad de la madera) ≈ 10,7%

Estos valores pueden variar en función del % de humedad de la madera.

Esta mezcla se distribuye sobre chapas metálicas para obtener un “colchón” constituido por virutas finas en la superficie y virutas más gruesas en el interior. Las chapas,con sus “colchones”, son apiladas dentro de un cuadro de estabilización, que es dirigido a una prensa donde, después de comprimido, es bloqueado mecánicamente. Este cuadro pasa a un túnel de endurecimiento donde permanece durante algún tiempo a una temperatura elevada.

Después del endurecimiento, el cuadro es desbloqueado, siendo las chapas y las placas separadas.

En ese momento los paneles son apilados, permaneciendo así durante algunos días para permitir una presión definitiva del cemento. Seguidamente pasan por un túnel de secado.

Durante el proceso el producto pasa por un encuadramiento y controlo de calidad. Con respecto a su aplicación, el panel puede ser cortado, lijado, pintado con primario o ser trabajado en las aristas para producir encajes.

Facebook