Le Corbusier exponía que el primer deber de nuestra época era alojar a las masas de manera decente y humana y, que solo era viable mediante la fabricación industrial de apartamentos estándar sobre la base de un urbanismo racional. Por ello, en 1914 empezó a desarrollar un sistema de construcción por montaje, “el sistema DOMI-NO”. El sistema de Le Corbusier proponía la industrialización de la construcción para los problemas que tenían de ese momento y la tecnología que disponían, mediante las estructuras de hormigón armado.

Actualmente, tanto los problemas a los que se enfrenta la arquitectura como la tecnología de la que disponemos no son los mismos que en aquella época. El estudio BIG, consciente de ello, lo tomó como punto de referencia y partida adaptándolo a las necesidades y tecnología del momento. El resultado es el proyecto Puu-Boo situado en Kouvola (Finlandia), es la propuesta del estudio para desarrollar un sistema constructivo alternativo al hormigón armado, un sistema constructivo basado en la madera.

 

Este proyecto, ganador del concurso E2 (ecology & economy), se plantea con el objetivo de crear un sistema flexible utilizando como material base la madera y capaz de competir con el sistema tradicional de hormigón armado. Trae el estilo y la naturaleza de prefabricado de construcción , conjunto a la utilización de materiales sostenibles.

Es un sistema capaz de adaptarse a diferentes tipologías y usos y, al mismo tiempo, es sostenible tanto constructivamente como en lo referente a eficiencia energética. El objetivo es que partiendo de los mismos elementos, según su disposición, seamos capaces de construir tanto una vivienda unifamiliar como un edificio de “x” plantas. Al igual que los bloques de LEGO pueden ser apilados y unidos específicamente para el sitio que se construirá.

Facebook