La construcción con contenedores sigue en auge aunque en España este tipo de proyectos estén tardando en llegar. Al menos, en desarrollarse en todo su esplendor como por ejemplo en este barrio de Amsterdam. La premisa, por decirlo de alguna manera, es como cuando alguien se compra unos muebles en Ikea. Calidad, pero con una vida útil menor. Es el nuevo concepto inmobiliario en el que las estructuras tienen una vida útil de unos 20 años y posteriormente son cambiadas.

construccion con contenedores

Los beneficios son grandes, menor coste de producción, al ser construcción modular, rapidez, flexibilidad, y sobre todo, evitar el envejecimiento de los edificios y el desgaste.El barrio de Keetwonen (Ámsterdam)es una comunidad que fue construida en 2005 y está gestionada por una asociación estudiantil. Un espacio, en el que residen universitarios, que cuenta con zonas verdes y comercios y todas las dotaciones necesarias.

El sector de la edificación no deja de reinventarse y sorprender con sus nuevas propuestas. Las últimas tendencias han sido las viviendas recicladas, como la conversión en hogares de tanques de agua, aviones, vagones de tren, etc. Ahora, la nueva tendencia es el acondicionamiento de contenedores marítimos para que sirvan como viviendas totalmente equipadas con todo lo necesario.

En este aspecto, la ciudad de Ámsterdam ha sido pionera, con la construcción del barrio de Keetwonen, dedicado a los estudiantes y constituido por estas estructuras recicladas. Estas viviendas ha sido utilizado ante casos de catástrofes naturales o superpoblación, pero en la ciudad holandesa este tipo de viviendas han convertido a Keetwonen en la ciudad dormitorio más importante del país, demostrando que los contenedores pueden convertirse en alojamientos totalmente equipados.

El proyecto del barrio contenedor se inició en 2005, pensado inicialmente para ser posteriormente trasladado a otro punto de la ciudad. Sin embargo, en el año 2006 se decidió que esta mini ciudad resistiera, como mínimo, hasta el año 2016. Las viviendas, gestionadas por una asociación estudiantil y construidas por la empresa especializada en casas prefabricadas Tempohousing, están organizadas en bloques de cinco pisos de altura, entre cada uno de los cuales hay calles y espacios verdes para sus residentes. Todos estos edificios se han convertido en una comunidad completa equipada con supermercados, cafetería, oficinas y gimnasios. En cuanto a la estructura interna de los contenedores, estos están constituidos como una vivienda al uso, pues todos ellos cuentan con sala de estar, baño, cocina, dormitorio, grandes ventanas y un sistema de ventilación y de calefacción.

Sin embargo, la constructora Tempohousing no sólo ha construido el barrio de Keetwonen con estas estructuras. Cuenta con numerosos proyectos alrededor del mundo para crear estos “barrios-contenedores” a precios asequibles y con todas las comodidades posibles. Como detallan en su página web, en Holanda cuentan con otro proyecto similar a Keetwonen, el barrio de Diemen, también enfocado a los estudiantes y construido íntegramente por contenedores.

Fuente: El Mundo

Facebook